Los ambiciosos sistemas del poder: arcoíris de un solo color

Posted on noviembre 14, 2013

0


images

 

A lo largo de toda nuestra Historia siempre hemos estado regidos por un líder o un grupo de líderes que han sido aquellos que han tenido el poder dentro de nuestra sociedad. Muy diferentes son los sistemas de gobierno ya experimentados, aunque parece que ninguno de ellos han funcionado o funcionan como deberían de hacerlo. Aquí os dejo una muestra de los principales sistemas políticos que hemos tenido en Europa durante el siglo XX:

Anarquismo: Este sistema opta por una revolución a cualquier sistema de gobierno. Muchos son los escritos sobre el anarquismo, que ha tenido muchas intentonas revolucionarias pero que nunca han llegado más allá, aunque esto no quiere decir que muchos grupos de gente no lo añoren y luchen por él todavía en la actualidad. El deseo de una sociedad sin jerarquías sociales, sin controles y sin ninguna autoridad que diga lo que se puede hacer y lo que no, es lo que siempre nos ha llevado a estudiar que estamos ante una utopía.

Comunismo: Consta de una revolución del proletariado, donde el capitalismo no tiene cabida para un mundo donde todo es de todos, de una propiedad común y sin clases sociales. Toda propiedad privada pasa a ser del estado y es éste el que se encarga de distribuir entre la sociedad. La primera vez que se vio el comunismo en el poder fue con la Revolución Rusa de 1917, donde primero Lenin y después Stalin llevaron a cabo una revolución en la Rusia de los zares que la mayoría del proletariado de Europa deseaba. No resultó como se esperaba, pues la gente continuaba pasando hambre, continuaban estando sometidos a un régimen sin ninguna libertad (y menos de expresión), pues todos los que dejaban una mínima muestra de desacuerdo con la revolución eran encarcelados para, más tarde, ser asesinados.

Socialismo: A favor de la propiedad privada, opta por una redistribución de la riqueza, por lo que reduce la desigualdad entre clases. Pero esta tarea no la asume el gobierno como ocurre en el comunismo sino que se hace, por ejemplo, mediante impuestos. Un ejemplo actual suelen ser los países nórdicos, donde pagan altos índices de impuestos y son redistribuidos a la sociedad de forma que beneficia a los más desfavorecidos.

Totalitarismo: En el siglo XX hubo una serie de regímenes totalitarios a lo largo de Europa. España con Franco, Italia con Mussolini y Alemania con Hitler son los más destacados y los que más conocemos. Estos tipo de regímenes suelen surgir en el momento de una situación de crisis del país en concreto. Por esto, la gente se aferra al dictatorial régimen para poner fin a los problemas del país. Se sienten acorralados y no dudan en poner toda su confianza en la mano dura y en las ideas conservadoras. El problema que tienen estos tipos de sistemas políticos es que, entre otros, recortan la libertad de las personas hasta el punto de que quien hable o piense de forma distinta a lo que se impone, es un traidor, y por tanto, es juzgado y asesinado. Siempre habrán opositores a este tipo de régimen y que luchen hasta la muerte para derrumbarlo, por el contrario, también habrá gente que esté a favor y que comparta estas ideas conservadoras. En cambio, la mayoría de la gente acepta la situación por miedo y porque en un principio deciden poner toda su confianza en que de este modo el país resurja de la mala situación por la que atraviesa pero, pasado un tiempo, esta gente también acabará por hartarse de tanta represión.

Democracia: Ya después de estos totalitarismos a los largo de Europa (y en el caso de los que hemos nombrado, después de una larga guerra) surge cuando la sociedad apunta deseos de libertad, tranquilidad, igualdad,en fin, ansias de vivir. Este sistema democrático dio voz y voto a todas aquellas personas que conviven en un mismo espacio, donde todo aquel que fuera mayor de edad, independientemente si fuera hombre o mujer, podía elegir sus preferencias y, los deseos mayoritarios se conviertan, durante un tiempo determinado, el sistema de gobierno implantado. Este es el sistema que estamos viviendo ahora en España y el resto de Europa. Durante años ha servido para una mejora de las condiciones de vida de la mayoría de la sociedad. El problema viene cuando los que están al cargo del sistema se aprovechan del poder que se les presta y deciden montar su propio “sub-sistema de gobierno” con intención de lucrarse sin dar cuentas a nadie. Como se dice por aquí “hecha la ley hecha la trampa” y ellos están rodeados de los mejores asesores, abogados y gente de poder que les aporta seguridad en todas sus malas artes. En definitiva, los que tienen poder dentro de la democracia tampoco son juzgados como el resto del pueblo.

En resumen, todos los sistemas políticos suelen fracasar a lo largo del tiempo, aunque algunos de ellos sean, en la teoría, justos e igualitarios. Todos acaban siendo un sometimiento de la mayoría hacia unos pocos, por lo que el descontento siempre es palpable. Supongo que será nuestra naturaleza animal lo que nos haga ambicionar el poder, ser más fuertes que los demás, pero a estas alturas supongo que todos deberíamos de ser capaces de ver que eso no es lo más importante. Venimos al mundo a disfrutar de la vida una temporada, y qué mejor que todos tuviéramos nuestro pequeño lugar. Todos necesitamos de todos pero no hay que abusar. La sociedad ya está hecha para que algunos tengan más poder que otros ¿por qué querer más de lo que te toca? Lo que estás robando se lo estás quitando a otro que, seguramente, tiene menos que tú. Nunca entenderé por qué hay gente que está dispuesta a vender su “alma al diablo” para tener dinero y poder y decidir sobre todo y sobre todos siempre beneficiando su postura, aunque para eso tenga que pisotear hasta a sus seres más queridos.¿qué pensáis vosotros? ¿Por qué todos los sistemas políticos que se han visto acaban muriendo por el descontento mayoritario de la sociedad?  Aunque aquí mencionemos los más recientes, muchos son los sistemas políticos que se han implantado a lo largo de la historia. ¿Qué otros más podrías describir?

Anuncios