Historia de héroes conocidos y por conocer

Posted on diciembre 15, 2013

0


67e470e1-aeb3-42ce-860c-c791986deb9d_W_00960

La esclavitud ha existido a lo largo de toda nuestra Historia. Unos pueblos que someten a otros como esclavos para que trabajen para ellos obligándoles a hacer quehaceres realmente duros, como grandes construcciones o trabajar en grandes plantaciones del sector agrícola. Y utilizo la palabra “obligar” en su sentido más estricto, pues como sabemos nadie elige ser esclavo de nadie. Nadie en su sano juicio podría elegir una vida llena de vejaciones, maltratos y horas y horas de trabajo, pues eran tratados como máquinas imperfectas a la que hay que apretar los tornillos cuando empiezan a agotarse por pasar una larga etapa de sus vidas trabajando duro más de 15 horas al día.

Historia de la Esclavitud

Parte de la valiosa documentación que ha llegado hasta nosotros del Mundo Antiguo nos hace referencias constantes a la situación del esclavo. En aquellos momentos, eran prisioneros de guerra convertidos en esclavos que trabajarían en construcciones, como criados domésticos o como trabajadores del sector agrícola. Ya en la Edad Media la situación cambia en Europa y la esclavitud se suplanta por la llamada servidumbre, donde el hombre ahora pasa a ser semi-libre, pues se les conceden ciertos derechos pero siguen atados a las órdenes del señor feudal. Ya en la Edad Moderna, el ejemplo más conocido es el de la raza negra. Todos sabemos que esta raza ha estado durante siglos sometida a uno de los peores inventos que ha tenido la especie humana. No sé cómo ni a quién se le debió ocurrir la idea absurda de nombrar a la raza negra como una raza inferior, pero sé que fue con el fin de someterlos a la esclavitud y no tener que rendir cuentas a lo que podría haberse considerado una desfachatez. Pero para la gente de oportunidades parece que no les importó y aprovecharon esta locura para lucrarse en todos los sentidos. Llegado en el siglo XVI, se empezó con la compra-venta de estos hombres para llevarlos a distintos lugares. La mayoría de la comercialización de los esclavos se hacían con la intención de llevarlos al continente americano para que sirvieran de fuerza de trabajo en los grandes latifundios de Sudamérica y el sur de América del Norte.

 La esclavitud en forma de documentación

Hay numerosos documentos sobre aquellos largos siglos donde se constata este maltrato a una parte de la raza humana, empezando por la publicación de la conocida novela de Harriet Beecher Stowe “la cabaña del tío Tom” en 1852 y terminando por la nueva película de Steve MaQueen “12 años de esclavitud” que aunque todavía no he tenido la oportunidad de ver y aunque se dice que es muy dura, la recomiendo, pues nada como impactarnos viendo lo que hicimos en el pasado para recordar que no debemos repetirlo en el futuro.

La esclavitud más conocida

Cuando hablamos de la esclavitud en los Estados Unidos, una de las primeras cosas que se nos viene a la cabeza es la Guerra de Secesión, donde el trasfondo político de aquellos años fue la disputa entre el norte y el sur por la abolición o continuación, respectivamente, de la esclavitud en aquellas tierras. El presidente Abraham Lincoln consiguió la supresión de ésta convirtiendo a todos los esclavos de la nación en hombres libres.

Otros ejemplos

Pero esta situación no sólo se pudo palpar en el continente americano. En territorios donde la población de raza negra era mayoritaria también se impuso la superioridad de los blancos sobre los negros. Uno de aquellos lugares a los que quiero referirme con todo ésto es Sudáfrica, donde la preeminencia de los primeros estaba sobre los segundos. Donde los blancos eran los ricos de la nación y los que tenían derechos y los negros eran los que estaban negados de buenas oportunidades en la vida porque todas las obligaciones recaían sobre ellos.

Un gran hombre: Mandela

Aquí es cuando llego al motivo de este post, mi pequeño homenaje a aquel hombre que, aunque falleció la semana pasada pasará a la Historia como un héroe que intentó cambiar el mundo y que, en parte, lo consiguió (no puedo y creedme que querría con todo mi corazón, decir que lo consiguió del todo, pues creo que hoy en día todavía hay trabajo por hacer, y esto, lo sabemos todos…). Nelson Mandela, un hombre que tras muchos años de lucha llegó, no sólo a solucionar las estrías sociales que provocaba el color de la piel en su país, sino que viajó por todo el mundo para concienciar a la gente de que el color de la piel es sólo una característica física de las personas, que lo que de verdad importa es la igualdad de oportunidades, la paz en el mundo… Pero para ilustrarte bien sobre las ideas que este hombre tenía para mejorar el mundo veo nada mejor que des un vistazo a esta magnífica publicación del profesor Pedro Oña en su blog, donde se ha hecho una selección de citas que resume su gran ideología y las primeras publicaciones y homenajes que le hacen periódicos españoles cuando se conoce la mala noticia de su fallecimiento: http://blogdelaclasedehistoria.blogspot.com.es/2013/12/ha-muerto-nelson-mandela-un-hombre.html. Si además te gustaría conocer la larga vida de Mandela y cómo logró vencer el apartheid, hay un gran documental de History Channel que ha publicado el blog Educación y Humanidades que te puede interesar:   http://educacionyhumanidades.wordpress.com/

Sueños ¿Imposibles?

Sé que la mayoría de las personas pensamos y queremos un mundo como él quería. También sé, que él ha fallecido sin ver su sueño cumplido al cien por cien, porque aunque consiguió lo impensable, sabía que las diferencias raciales y las vejaciones a su raza y a otras muchas todavía están latentes en todos los rincones del planeta y, mientras esto no se consiga, la paz mundial es imposible de alcanzar. Pero lamentablemente, pienso que aunque hubiera durado cien vidas más, hubiera vuelto a fallecer sin poder ver su sueño hecho realidad, pues la Historia nos demuestra que las divisiones sociales, ya sean por raza, por dinero, por poder… son importantes para “la minoría” por (y si me engaño me rectificáis): En primer lugar porque cuanto más unidos estemos y más seamos, más se tendrán que preocupar y más miedo nos tendrán. Y, en segundo lugar, mientras tengamos los problemas con el vecino de al lado, ellos harán de buenos samaritanos haciendo como que nos ayudan pero, por detrás sacarán una buena tajada, por cualquier negocio inventado o por inventar que esté relacionado.

 

Nelson Mandela dedicó su vida para perfeccionar el mundo y no consiguió poca cosa, pero ¿qué otros héroes conoces que hayan dedicado su vida a ello?Todos podemos aprender estos grandes personajes y por eso creo que es un gran tema que deberíamos indagar y conocer, pues no deben quedar en el olvido.

Anuncios
Posted in: La esclavitud