Presa de la avaricia por el poder

Posted on febrero 2, 2014

0


Hambre de poder

Hambre de poder

Esta semana fui al cine a ver la nueva película de Martin Scorsese y Leonardo DiCaprio ¡Es muy buena! La recomiendo. Muchas son las reflexiones que se pueden sacar de ella pero la que más llama la atención es la que se extrae cuando termina la peli, cómo hoy en día el dinero trae poder y con poder, no hay quien te pueda parar los pies.

Pues esto es más o menos lo que ha ocurrido en la Historia. La gente necesita poder ¿Para qué? Supongo que el poder conlleva mandar y si mandas te conviertes en un ser todopoderoso que impone sus caprichos a su antojo ¿Como cuáles? Tu moralidad, tus creencias, incluso la forma de contar la Historia.

Supongo que todo empezó por jefes de grupos reducidos de personas con cierta edad y con experiencia para la supervivencia. Y está bien, pues alguien debía enseñarnos a sobrevivir en un mundo donde no éramos los más privilegiados en la existente cadena alimenticia. Era un beneficio para todos. En cambio, conforme evoluciona la Historia, el poder ha ido convirtiéndose en beneficio de unos pocos. La potestad en el saber y la experiencia se ha ido convirtiendo en corrupción, malversación y afán de dinero, mucho dinero.

Las monarquías absolutistas, las dictaduras, el imperialismo y el colonialismo son algunos de los ejemplos de la Historia que nos lleva a comprender que durante toda la Historia no hemos hecho otra cosa que buscar el poder de cada uno, aunque para ello hayan tenido que cortar más de un cuello, robado todo lo que tuvieran los “otros” (incluyendo su dignidad) y aniquilado la libertad de las personas. Es algo repetitivo en la Historia.

colonización

Dominio a la fuerza

Robo de la dignidad y la libertad de las personas

Robo de la dignidad y la libertad de las personas

¿Qué tendrá el tener poder que cuando uno lo tiene ya no lo quiere soltar? ¿Porqué es tan importante para el ser humano sentirse que todos hacen lo que tu quieres, piensas lo que tú quieres que piensen y cuando pasas por su lado todo el mundo te reverencia? ¡Si sabes que por dentro más de uno te está maldiciendo!

A fecha de 2014, año donde solo hace dos décadas imaginábamos que los coches volarían y que la paz y el hambre en el mundo sería sólo un mal recuerdo, las cosas no son ni de lejos así. Como ya expuse en “Los ambiciosos sistemas de poder: arcoíris de un solo color“, muchos han sido los regímenes políticos que tenemos a nuestras espaldas, pero los de ahora no son mucho mejor, pues aunque se enmascaran con  buenas intenciones para mejorar la condición de los ciudadanos que lo eligen, continúan luchando por su poder, un poder que quiere aumentar conforme se va teniendo más. No hay fin para la avaricia del poder.

Existe en la actualidad un régimen que interpreta todo lo negativo que he expuesto, Corea del Norte. Su Historia está traspasando los límites del poder. Diarias son las noticias que nos llegan desde allí desde que el dictador Kim Jong-Un se ha puesto al mando del país. La gente vive allí sometida a sus caprichos y a sus voluntades. Hasta el extremo de cuando murió su padre la sociedad norcoreana tuvo que estar llorando efusivamente por todos los rincones del país: http://www.cronicaviva.com.pe/index.php/mundo/asia/33187-norcoreanos-son-obligados-a-llorar-por-sus-lideres-afirman. El dictador está tan metido en su papel que, recientemente, ha mandado ejecutar a su tío y, quizás a toda su parentela: http://www.abc.es/internacional/20140127/abci-jong-purga-201401270902.html . Os dejo este link por si os interesa ojear todos los titulares recientes y no tan recientes sobre éste país: http://elpais.com/tag/corea_del_norte/a/

Está claro que necesitamos líderes que nos indiquen y controlen lo que hacemos, porque si no hubiera un orden lo más seguro es que todo lo que nos rodea fuera un tremendo desastre, pero no es preciso hacerlo de esta forma.La gente debe tener el derecho a decidir qué es lo que quieren para mejorar sus condiciones de vida en comunidad y, por supuesto, de forma individual. La imposición y la falta de libertad solo trae odios hacia el que los implanta. Y, de verdad, creo que durante toda la Historia de la Humanidad ya se ha odiado bastante, deberíamos de empezar a quitarnos la idea del culto al poder y inculcarnos el de escuchar y llegar a determinaciones comunes y mayoritarias.

 

Photo Credit: Neatorama

Anuncios