La futura historia de la Educación

Posted on abril 8, 2014

0


20130206100educacion_futuro_escuela_int

 

No es nada nuevo nuestra mala calificación en “el Informe Pisa”. Siempre lo hemos suspendido y, la verdad, no se ven indicios de que la cosa vaya a mejorar, pues los cambios tienen que venir desde todas las instituciones, es decir, desde el gobierno, pasando por los Centros Educativos, las familias y los alumnos y, aunque algunos lo estén intentando, en estos cuatro sectores existe una gran mayoría que prefieren continuar haciendo lo que hacían, lo que interrumpe el deseo de evolución de muchos otros.

 

Está claro que el gobierno no debería imponer los temarios de lo que ellos creen conveniente y que, debería de haber una comisión de maestros y profesores que se reunieran anualmente para acordarlos ya que son ellos los que día a día están ejerciendo la profesión y, por lo tanto, los que realmente saben lo que se necesita y lo que no.

 

Por otra parte, los Centros Educativos también deben tomar conciencia que todo con lo que trabajan (tanto en la forma de enseñar como los alumnos) ha cambiado. Se demandan alternativas para mejorar la calidad de estudios. Para ello, se ha demostrado que la práctica y un aprendizaje cooperativo aumenta los resultados de todos los alumnos en común, pues lo que visualizan y se pasan por las manos se retiene más y durante más tiempo que un aprendizaje memorístico. Por otro lado, el aprendizaje cooperativo trata de aprender todos de todos. La transmisión de conocimientos de unos a otros producirá un aprendizaje más divertido y, por lo tanto, más efectivo. Para ello el Centro Educativo debe abrirse a la cooperación con empresas que se dedican al aprendizaje práctico como los talleres de educación (vial, primeros auxilios, sexual, lectora y gramatical, marketing, física, y un infinito etc.) y hacer muchas más salidas, con la que los alumnos transporten a la realidad lo que están viendo en clase y que, por lo tanto, están aprendiendo conceptos que tienen al alcance de la mano.

Mesas_colaborativas

Además de todo esto, los maestros/profesores también deben adaptarse a cambios. El libro y el papel está muy visto. El aprendizaje colectivo trata de montar actividades en clase que pongan en práctica lo que se está queriendo explicar, por lo que los maestros y profesores deberá de poner de su parte e implicarse muchísimo, además de dejar volar su imaginación. Documentales, actividades vía Internet, juegos, representaciones, etc. ayudará a la investigación y comprensión de la unidad. Para ello hay que hacer un esfuerzo con las programaciones y las unidades didácticas e intentar que haya una predisposición de querer relacionarse entre departamentos para que este tipo de actividades sean completas y lo más didácticas posibles.

 

También es importante que las familias se relacionen de forma cotidiana con la educación del alumno. Se necesita para que todos estos cambios se lleven a cabo. Deben colaborar no solo en el enriquecimiento de recursos sino también en la adquisición de valores sociales. Para ello deben seguir el itinerario del curso e incentivar su buena dinámica. Para más información a todos aquellos padres interesados les recomiendo, de entre muchos, el blog de Óscar González:  http://www.elblogdeoscargonzalez.com/  Aquí encontrarás muchas respuestas a tus preguntas para actuar en el cambio.

 

Los alumnos necesitan este cambio. Se nota que para ellos ya no es suficiente aprenderse de memoria los exámenes, pues saben que cuando algo les interesa tienen la explicación a un “clic”, por lo que ¿para qué molestarse en estudiarse interminables temarios de memoria? Es por ello que la nueva tarea que tienen las instituciones nombradas anteriormente es crear curiosidad, que sean ellos mismos lo que necesiten saber. De esta forma ellos actuarán en su propia educación de buen gusto y, si lo hacen de forma natural y dinámica, estoy segura que la calidad educativa mejoraría claramente.

 

He decidido dedicar este post a la Educación porque la Educación forma parte de la Historia. Desde siempre hemos querido cambiar la Historia y para ello ¿qué mejor que empezar por la Educación de la sociedad en general? Creo que desde hace ya muchos años hemos abandonado las competencias educativas y los números rojos nos están indicando desde hace ya algún tiempo que no lo estamos haciendo bien. Así que, dejemos de mirar hacia otro lado y de hacer lo más cómodo para cada uno y pongámonos a trabajar, porque a todos nos interesa un mañana sin problemas (y no me refiero sólo de dinero, que también, sino también de problemas de toda índole) porque la gente estará preparada y educada para solucionar… Suena bien, ¿verdad?

¡Pues hagamos que funcione!

 

Anuncios